martes, 30 de noviembre de 2010

Del pensamiento de Adam Smith al Estado del Bienestar

Adam Smith es el padre del liberalismo económico.
Sus aportaciones al pensamiento económico de la época fueron las siguientes:
  • El TRABAJO como fuente única de la riqueza.
  • El INTERÉS PERSONAL contribuye el incremento de la RIQUEZA COLECTIVA.
  • Toda la actividad económica, tanto precios como salarios, está regulada por la LEY DE LA OFERTA Y LA DEMANDA.
  • La INTERVENCIÓN DEL ESTADO debe ser mínima, para que la INICIATIVA PERSONAL puede tener la máxima libertad posible en su desenvolvimiento.
La aplicación efectiva de estos principios a la economía real supuso, en sus principios, además de beneficios innegables, una serie de problemas que desembocaron en el surgimiento del movimiento obrero y en una serie de crisis que modificaron en última instancia la economía capitalista.
Veámoslo en unos esquemas:


Tras la crisis de 1929, Gran Depresión, y la II Guerra Mundial, las democracias europeas optaron por un modelo que corregía algunos de los fallos del sistema económico liberal, basado en una mayor intervención del Estado sobre todo en el sector de los servicios básicos (Sanidad, Educación, Desempleo, Jubilación...) que conocemos como Estado del Bienestar.

No hay comentarios: